Tipos de colchones según su material

Látex

Son capaces de adaptarse a la forma corporal reduciendo la presión que se ejerce sobre ciertos puntos, como los hombros, la cabeza o las caderas, tienes que asegurarte de que la capa de látex sea superior a los 4 centímetros de grosor.

Son muy elásticos, lo que permite los movimientos de la persona con naturalidad, haciendo que la columna vertebral se mantenga en una correcta posición.

Entre los tipos de colchones de látex pueden encontrarse principalmente los de látex 100% natural, y los sintéticos, que llevan solo una parte de látex natural.

Viscoelástica

Es una tecnología perfecta para aquellas personas que duermen de lado o sufren problemas de articulaciones o musculares, se adapta y reconoce las posiciones del cuerpo para que el descanso sea óptimo, adaptándose a la silueta natural del cuerpo.

Muelles

La mejor opción para personas con problemas de sudoración o que buscan un descanso más tradicional, queriendo evitar la sensación de adaptabilidad que ofrecen los colchones viscoelásticos o de látex.

Viscografeno

Los colchones de viscografeno son los que están compuestos por viscoelástica y grafeno. El grafeno es un material increíblemente resistente.

Este es un material termorregulador, por lo que disipa el calor evitando que se concentre en exceso en los tejidos del colchón, es antibacteriano, por lo que las bacterias no pueden acumularse en el colchón del modo en que lo harían en los de otros materiales.

En el caso de este tipo de colchones, se recomienda cambiarlos de posición cada dos meses para aprovecharlos lo mejor posible. Así, se puede ir variando al colocar la parte de los pies en la de la cabeza y darle la vuelta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat