3 Ideas Para Elegir El Color De Tu Recámara

Paredes neutras con accesorios de colores:

Las paredes en tonos suaves permiten que la habitación se sienta iluminada y abierta. Para darle estilo, pinta las paredes en un tono neutro como blanco; incluso un suave marrón o gris. Utiliza cualquier tono de madera natural que desees para tus muebles, también puedes optar por acabados metálicos o de colores. También puedes darle personalidad por medio de accesorios, pues permite cambiar la forma en que se ve el espacio.

Algunas opciones que te podemos sugerir son el azul claro, el beige, el color crema o el color ocre en su intensidad más clara (además del blanco, claro)

Paredes coloridas y accesorios neutros

Para no sobrecargar la habitación de colores, puedes dejar el color para las paredes y mantener los accesorios neutrales. Los accesorios en tonos suaves equilibran cualquier color que elijas para las paredes.

Combinado

Para dar color a las paredes, pero también hacer que el espacio se vea iluminado, esta es una opción perfecta. Una recomendación es un 80% paredes neutras y 20% toques de color. Es decir, pintar las paredes con color brillante u oscuro y el resto con uno neutro para tener balance.

Combinar colores te permite que la luz entre a la habitación, y el toque de color funciona como punto focal. Puedes añadir una pieza de arte o un gran espejo sobre la cabecera de la cama para darle ese toque a la recámara que la lleve a otro nivel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat